DOMÓTICA: todo lo que necesitas saber para tener una vivienda inteligente

El propósito de este portal es darte toda la información necesaria si estás interesado en el mundo de la Domótica. ¿Has visto algún anuncio en la televisión donde alguien enciende una luz solo con decirlo en alto? ¿Algún amigo te ha contado que puede programar su aspirador para que haga la limpieza cuando no hay nadie en casa? Estás cosas, y muchas otras más, son muy fáciles de llevar a cabo si tienes la información adecuada. Hoy en día, cualquiera puede convertir una vivienda normal, en una inteligente. Te contamos cómo.

¿Qué es la domótica?

La domótica es el conjunto de sistemas y tecnologías destinadas a automatizar una vivenda, permitiendo una gestión eficiente de la energía, de la seguridad, de la comunicación y del bienestar. Un sistema domótico se encarga de recoger la información que proviene de unos sensores y, tras procesar dicha información, emite unas órdenes que envía a los actuadores. El avance de la tecnología ha hecho que este tipo de instalaciones sean cada vez mas sencillas y más económicas, haciéndolas accesibles para la mayoría de la gente. No hace tanto que tener una casa inteligente estaba solo al alcance de unos privilegiados.

El término tiene su origen en la unión de dos palabras. Domus, que proviene del latín y significa “casa” y tica, que en griego quiere decir “que funciona por si sola”.

Una casa inteligente nos facilita la vida y añade una mayor calidad de vida cuando estamos en nuestra vivienda. Hace nuestro hogar mas confortable. También nos aporta seguridad ya que nos permite instalar sistemas de vigilancia o de alarmas que hace que estemos mas seguros cuando estemos en casa, y nos facilita controlar determinados sistemas de forma remota cuando no estamos en ella. Se puede empezar a crear una vivienda inteligente simplemente comprando un altavoz con asistente virtual, unos enchufes inteligentes para poder controlar electrodomésticos y unas bombillas con wifi para convertir cualquier lámpara es un dispositivo inteligente. De esta forma, y con una inversión no muy alta, podremos encender y apagar luces sin tener que levantarnos o programar la calefacción o el aire acondicionado para que se encienda un rato antes de que lleguemos a casa, teniendo así una temperatura agradable en el momento de entrar por la puerta.

Tipos de dispositivos inteligentes

Aquí puedes ver los diferentes apartados de los que consta nuestra Página Web, donde encontrarás información de diferentes clases de aparatos inteligentes que te ayudarán a convertir tu vivienda en una casa inteligente. Te contamos qué puedes hacer con cada uno de dichos dispositivos, cuáles son los aspectos más importantes que debes valorar para decidir o no su compra y analizamos los modelos más interesantes de cada una de las secciones. Encontrarás toda la información técnica, los detalles, fotos, videos y, por último, la opinión que nosotros tenemos sobre lo mejor y lo peor de cada uno de los dispositivos inteligentes revisados-.

Sistemas domóticos

Inalámbricos

Trabajan con ondas de radiofrecuencia, así que no precisan de una instalación directa. Esto simplifica el sistema y requiere de una inversión económica menor que sistemas con cable. Su mayor inconveniente es que pueden ser interferidos por otro tipo de señales. Otra desventaja es que son dispositivos con batería lo que exige un mantenimiento periódico. Como ejemplo tendríamos los sistemas Zigbee o Z-Wave.

-Cable dedicado (bus)

Usan un cable dedicado para cada una de las funciones. La calidad de la señal es excelente y, al estar libre de interferencias, mucho mas segura y estable que a través de sistemas inalámbricos. Su mayor pega reside en que precisan de instalación, lo que encarece el sistema.

Cable de alimentación (PLC)

Emplea el cable de alimentación de los dispositivos que integran el sistema, para enviar la señal a todos los aparatos conectados. El mayor inconveniente que tiene el sistema es que no son muy estables ya que las señales pueden ser perturbadas por las interferencias generadas en el funcionamiento de dichos dispositivos.

arquitectura de los sistemas domóticos

Aplicaciones más comunes de la domótica

Control energético

La domótica puede ir enfocada tanto para la programación de los diferentes sistemas de climatización, como para la gestión eficiente del consumo energético. Puedes programar que las persianas o los toldos suban o bajen dependiendo de las horas de sol, o usando un termostato que la estancia esté a una temperatura concreta a una hora determinada. También es posible programar la desconexión de determinados equipos para optimizar el gasto eléctrico, o hacerlos funcionar durante las horas de una tarifa reducida.

Comunicaciones

Puedes controlar a distancia los diferentes sistemas de la vivienda cuando no estés en casa, y comunicarte con la casa cuando si lo estés. Con la instalación de un videoportero, puedes saber quién llama a tu puerta cuando no estás en casa o incluso abrir la puerta de tu casa a distancia si tienes una cerradura inteligente.

Seguridad

Con la instalación de sensores y sistemas de alarma se puede proteger la vivienda de posibles intrusos detectando su presencia o simulando que hay gente en el domicilio para persuadirles de entrar. Podemos instalar cámaras IP en todas las habitaciones que queramos y poder controlar en tiempo real qué ocurre dentro de nuestra residencia. De igual forma se pueden evitar accidentes dentro del hogar detectando incendios, fugas de gas, escapes de agua…

Confort

Se puede conseguir un mayor nivel de comodidad en el hogar simplificando tareas como encender o apagar las luces de la casa o subiendo a bajando persianas usando la voz. Puedes automatizar determinadas tareas para simplificar su ejecución y gestionar cómodamente tu contenido multimedia en las diferentes estancias de tu casa.

Accesibilidad

Puede ser especialmente útil y relevante el uso de la domótica, para personas con algún tipo de discapacidad temporal o permanente. Facilita mucho la comunicación y la ejecución de determinadas tareas a las personas que tengan problemas de movilidad.

aplicaciones comunes

Arquitectura

Centralizada

Un único controlador recibe toda la información de los diferentes sensores. Una vez procesada dicha información, genera las órdenes para los actuadores.

Distribuida

La inteligencia del sistema no está concentrada en un solo controlador, sino que está distribuida por los diferentes módulos del sistema. Suele darse este tipo de arquitectura en sistemas inalámbricos o con cableados en bus.

Mixta

En este caso la arquitectura es descentralizada ya que dispone de varios dispositivos de pequeño tamaño que procesan la información que reciben de los sensores, y la trasmiten al resto de dispositivos de la casa.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar